Shop Mobile More Submit  Join Login
About Deviant kellyFemale/Unknown Recent Activity
Deviant for 4 Years
Needs Premium Membership
Statistics 116 Deviations 2,665 Comments 10,842 Pageviews

Newest Deviations

Favourites

Activity


Oscuridad



Desde que tengo memoria la luz ha estado ausente en mi mundo.
La desconozco totalmente, me han hablado de ella, pero soy incapaz de imaginarla.
Además ¿Cómo podría?  Si mis ojos nunca fueron capaces de percibirla.
Por tal razón me vi en la obligación de sobrecargar el uso de mis demás sentidos
Para compensar la inutilidad de mis ojos.
Sin embargo, no te equivoques,  no te confundas, la invalidez no me gobierna.
Ya que mi tacto es sensible y mi oído agudo.

No obstante, no es la ceguera física lo que me perturba,
Más bien le temo a la ceguera de mi corazón.
Desde que tengo memoria he conocido la dureza de la realidad,
Mi invidencia no me ha privado de grandes responsabilidades.

La guerra tiene llantos sin nombre, senderos amargos y sangre en las manos.
Sangre que he derramado por “el bienestar” de mi patria.
Entonces, es allí donde mi deber batalla con mi conciencia,
Obscureciendo mi eficiencia y a veces revelándome secretamente a los designios de aquel que fue elegido por las diosas.
Pero ¿será realmente el elegido?  O ¿un malvado Arlequín que manipula la leyenda para satisfacer su voluntad?

Desde que tengo memoria mi mundo ha estado ausente de luz y a pesar de todo le temo a la oscuridad.
Si Cualquiera preguntare ¿No te has acostumbrado ya a tu condición?
He aquí mi respuesta: no es de la ceguera física de la que hablo, sino aquella que opaca la
Compasión, el respeto y el honor.
La era del caos
No es un capitulo como tal mas bien una introducción del siguiente bloque de la historia !ojo¡

Prologo
Capitulo 1
Capitulo 2
Loading...

Capítulo 2: El trato.



"Porque la esperanza es lo último que debe perderse, que tu corazón nunca lo olvide"


El calor de la tarde se hacía sentir en un modesto pero acogedor hostal, ubicado en una ciudad conocida como Saria, los rayos de sol penetraban el ventanal de una sencilla habitación brindando una hermosa iluminación, cuatro hombres se encontraban allí. Tres de ellos estaban reunidos en una mesa contando el botín que habían robado y repartiéndolas juiciosamente en cuatro saquitos; el cuarto integrante estaba aislado de la repartición, parado frente a la ventana sin despejar su vista del cielo vespertino.

El silencio y la concentración es requerida para cualquier actividad financiera, sin embargo estos tres hombres hacían caso omiso de esta noción, entre suaves risas y conversaciones amenas llevaban a cabo dicha actividad, así fue hasta que echaron la última moneda en uno de los saquitos y cada uno tomara la parte que les correspondía.
- Bueno señores, fue un placer hacer negocios con ustedes.- Bromeo uno.
Uno de los hombres miro a donde se encontraba el cuarto integrante y dijo.
- ¡Oye Link! no te pierdas de la diversión ven y toma tu parte.
Pero el joven no se inmuto, su mente estaba a la deriva en un mar de pensamientos, tanto que estaba sordo a la alegría de sus compañeros. Entonces un hombre de unos treinta y tanto, de cabello blanco y ojos color rojo difuso, tomo el saquito y se dirigió a donde se encontraba el muchacho, puso su mano en su hombro haciendo que el cayera de golpe a la realidad.
- Perdona estaba distraído.
- Así parece.- Respondió suavemente aquel hombre.- ¿Que te aflige mi joven amigo?
Link volvió su mirada al exterior y después de exhalar un suspiro, respondió.
- Hoy es luna llena Akela y sabes lo que eso significa.
El hombre asintió y dijo.- Lo sé, pero no te mortifiques antes de tiempo.

Muchas cosas habían pasado desde que Link huyo de su hogar a causa de su maldición, una de ellas es que  el paso del tiempo lo había vuelto una persona muy solitaria, su desesperación por encontrar un remedio, lo había metido es más de un lio. Caras vemos corazones no sabemos dice un dicho popular, cosa que aprendió de la peor manera, al depositar equivocadamente su confianza en charlatanes y traidores, miserables que solamente buscaban sacar el máximo provecho de almas atormentadas. No obstante el hombre que estaba junto a el era diferente; Akela era un hombre sabio, sereno y discreto, cualidades que habían conquistado la amistad de Link, muy a pesar de que las circunstancias en las que se conocieron fueron bastante toscas.
- ¡Hey! que tanto platican allí.- Pregunto uno de sus compañeros.
-  Anda no seas entrometido.- Regaño su otro compañero.
-  ¿Ellos se dieron cuenta?- Pregunto Link muy inquieto.
- No, porque crees que yo me encargue de distribuir los roles al cometer el asalto, además sabes que soy bueno en este asunto de "ocultar".
La respuesta de Akela no solo lo tranquilizo, si no que también le saco una sonrisa;  Akela sonrió también ya que había logrado sacarlo del limbo que el mismo se había impuesto, después  le entrego un saquito de dinero y un pergamino amarrado.
- Aquí tienes tu parte Link y lo que te prometí, espero te sea útil.
Link se mostró más interesado en el pergamino que por el dinero, ya que al no más tenerlo en sus manos lo abrió y lo leyó con detenimiento.
-  Sé que es una información algo vaga basada en rumores y leyendas, pero es lo único que puedo darte.
- Eso no importa te lo agradezco, Akela.
- Además, he de advertirte, se dice que la esencia del bosque esta corrupta, sus habitantes tanto Kokiris como animales, ya no son lo que solían ser, ya te imaginaras de quien es la culpa.
Link asintió y respondió con un dejo de desesperanza - Espero encontrar alguna solución, estoy tan cansado de esto.
Akela coloco su mano en el hombro de su amigo y con una sonrisa le aconsejo.- La esperanza es lo último que debe perderse, que tu corazón nunca lo olvide, ahora ven despídete de los chicos. Acto seguido Link se despidió de sus compañeros y partió sin demora al lugar que Akela le había indicado.

Dos semanas habían pasado desde ese incidente y Link lo tenía muy presente en su memoria. Su espíritu ardía de inquietud no solo por tener una pista entre manos, sino porque otras emociones ajenas a la esperanza estaban involucradas, entonces... ¿A qué se debía? ¿Acaso Akela le había dado algo más que una solución, algo que ni el mismo supiera?
- Deja de atormentarte con preguntas.- Se reprendió a sí mismo.
Después de muchas horas de camino, finalmente Link y Epona llegaron a una zona dominada por una amplia arboleda.
- Debe ser aquí.
Pero antes de entrar Link empezó a sentir un fuerte palpitar, miro al cielo y vio que el sol empezaba a ocultarse, sin perder tiempo se bajó de su caballo, amarro muy bien sus provisiones y pertenencias para evitar que Epona las tirara sin querer mientras andaba sola, por ultimo abrazo a su fiel amiga y le dijo.
- Bueno ya casi es hora, ya lo sabes ¿verdad? guarda la distancia de mí.
La garañona relincho dándole a entender a su amo que no se preocupara, entonces Link se adentró en el bosque y cuando la oscuridad invadió por completo, sucedió, igual que todas las noches, el pelo negro empezó a crecer e invadir cada ángulo de su cuerpo, sus piernas y manos se transformaron en patas con garras y sus dientes en colmillos y para terminar la transformación, se escuchó el característico aullido que rompió la quietud del bosque. Ya convertido en lobo, empezó a buscar a su objetivo con la ayuda de su desarrollado olfato. Akela y el encargado del bar tenían razón en el bosque Kokiri imperaba un aura oscura e inquietante, las hojas de los arboles danzaban el compás de un viento helado, de vez en cuando  se escuchaban sonidos extraños dándole un ingrediente adicional a un ambiente de por sí ya tétrico. Link siguió avanzando hasta que a lo lejos escucho el relinchar de un caballo; pensando que Epona se había encontrado con algún peligro corrió a todo lo que le daban sus patas; por mucho que lo negara ser lobo le daba ciertas ventajas, como los sentidos aumentados y el hecho de poder correr más rápido, Link corrió todo lo que pudo hasta llegar donde se encontraba su fiel amiga y efectivamente estaba en peligro, diez hombres con pinta de ladrones, estaban tratando de dominar a su querida amiga, haciendo uso de cuerdas y palos, una escena intolerable ante sus ojos, así que sin mediar palabra se abalanzo sobre ellos, pronto sus colmillos y garras se mancharon con la sangre de los ladrones.
- ¡Corre! ¡Rápido! - Le dijo Link mediante gruñidos que solo Epona pudo entender.
- ¡Que no escape! - Dijo uno de los ladrones.
Grave error, dar la espalda a la bestia le costó caro, ya que Link clavo sus colmillos en su pierna. Link era feroz, pero consciente, su único objetivo era herir e intimidar a los ladrones, por desgracia Link estaba tan entretenido con los delincuentes que no se fijó que había una trampa oculta entre las hojas caídas, al nomas poner su pata trasera izquierda la trampa de acero se cerró atrapándosela, Link dejo escapar un gruñido del dolor y desesperadamente intento liberarse, pero entre más lo intentaba más se lastimaba, sus patas no eran adecuadas para manipular la trampa, otra historia seria si tuviera sus manos. Los ladrones al ver al lobo en tal situación empezaron a burlarse y uno de ellos le dejo ir un garrotazo en represalia de lo que le había hecho, pero Link incapaz de darse por vencido le agarro la mano con sus colmillos, los demás ladrones al ver a su compañero en tal situación, estrellaron sus gruesos garrotes en el cuerpo del lobo, Link hacia lo posible para luchar y resistir la brutal paliza, pero eran diez garrotes contra un lobo atrapado, hasta que finalmente el lobo sucumbió ante el dolor. Los malhechores se detuvieron hasta que se aseguraron que el lobo ya no se movía, entonces uno de ellos saco una espada, la levanto y dijo.
- Maldito ahora veras.
- Espera.- Detuvo uno, se acercó a Link, lo examino con detenimiento y dijo.- Aun está vivo.
- No por mucho tiempo.- Gruño el tipo, ardiendo de deseo por vengarse del animal.
- ¡No seas estúpido! ¿que no ves lo que tenemos aquí? mira lo grande que es y lo fiero que resulto ser, podríamos venderlo en los bajos mercados de Taura o en los de Kakarico, ¿qué opinas jefe?
- Tienes razón.- respondió uno de ellos, quizá el más amenazante de los diez.- Échenlo a una jaula.- Mañana saldremos de este maldito bosque y lo venderemos, seguramente lo utilizaran en las peleas de animales.
Seis horas pasaron desde aquel incidente y Link poco a poco abrió los ojos, quiso moverse pero el dolor se lo impidió, su cuerpo estaba lleno de magullones y algunas cortadas.
- Valla al fin haz despertado.- Dijo uno de los ladrones que montaban guardia.
Link le gruño sin despegarle su mirada enfurecida.
- ¿Quieres seguir peleando lobito? no te preocupes, te llevaremos a un lugar donde te vas a dar gusto con eso.
- Esto es malo.- Pensó para sus adentros.- ¿Cuánto tiempo ha pasado? si amanece estos miserables descubrirán mi secreto, tengo que salir de aquí.- Como pudo se arrastró por el reducido espacio y acerco su hocico a las barras de madera e intento roerlas con sus colmillos, pero la madera era muy gruesa y el se encontraba demasiado debilitado, lo único que logro fue provocar las burlas del custodio;  Link las ignoro y siguió luchando hasta que el cansancio y el dolor lo derrotaron. Horas después, un prolongado bostezo lo despertó.
- Pronto amanecerá, será mejor que empecemos alistarnos.
Al escucharlo la angustia de Link se volvió tan intensa que sintió que el corazón le salía del pecho, todo parecía perdido; hasta que en la distancia se escuchó el relinchar de un caballo, seguido de un aterrador rugido, los ladrones se alertaron de inmediato y con espada en mano salieron a ver que sucedía. La respuesta llego a ellos más rápido de lo que pudieran desear, de la densidad del bosque Epona salió a toda prisa seguido de un ogro de aproximadamente dos metros, piel oscura, ojos amarillos centellantes y dos grandes colmillos que sobresalían de su boca; el monstruo ataco a los ladrones haciendo gala de su fuerza bruta, los malhechores intentaron luchar contra la bestia pero lo único que lograban era salir volando con cada golpe que propinaba el ogro, luego se abrió paso entre los atacantes hasta llegar a la jaula a donde se encontraba el lobo, la levanto y la arrojo contra un árbol, tan fuerte fue el impacto que la jaula se rompió, Link salió poco a poco de la jaula, después de que su vista dejara de dar vueltas, se clavó en la escena preguntándose como había ocurrido tal milagro, hasta que una voz lo saco del trance.
- Amo, aprovechemos para escapar.
Cuando Link se encontraba en su forma de lobo, tenía la capacidad de entender a los animales, así que se levantó como pudo y cojeando se apartaron del campamento de ladrones, por desgracia Link se encontraba muy lastimado para continuar y se desmayó. Epona permaneció inmóvil, hasta que los rayos del sol paulatinamente cubrieron todo el bosque, al mismo tiempo que le devolvían a su querido amo su forma original; así sería mucho más fácil transportarlo. Tres horas pasaron y la frescura de la mañana se hacía sentir, si bien el día no le quitaba el aura oscura al bosque eso no impedía que los pájaros alegremente entonaran sus canciones, Link empezó a sentir el calor del sol posarse en todo su cuerpo haciendo que despertara, aunque el cuerpo y las heridas aun seguían doliéndole, el descanso le había servido bastante, trajo a memoria todo lo ocurrido la noche anterior y lo que Epona había hecho por el, le abrazo y le agradeció con todo el corazón; luego el caballo movió la cabeza de arriba abajo, al mismo tiempo que pateaba incesantemente, Link entendió el mensaje y volvió su mirada tras de sí, lo que vio lo dejo sin palabras por unos segundos, estaba a la entrada de un viejo templo.
- ¿Tú me has traído hasta aquí?
El Equino golpeo dos veces el suelo con sus poderosos cascos, dando  una respuesta afirmativa a la pregunta de su amo.
Entonces sin perder tiempo, Link se vistió, vendo sus heridas, tomo su espada y se adentró a la primitiva estructura. Al no más cruzar la entrada Link sintió que algo se movía en su interior, algo que lo llamaba. Ignoraba si aquello era bueno o malo, lo único que sabía era es que tenía que atender a lo que sea que lo estaba llamando. Link camino por estrechos pasillos de piedra, invadido por la vegetación e iluminado por unas tristes antorchas; continuo su marcha hasta que escucho un eco extraño, Link concentro toda su capacidad auditiva para interpretar el sonido, para después caer en la cuenta de lo que era, era un aullido. Su corazón empezó a palpitar con fuerza y las ganas de seguir adelante aumentaron considerablemente, pero estaba consciente que debía ser sensato, estaba en un lugar totalmente desconocido y quien sabe qué clase de peligros le aguardaban. Guiado por los aullidos Link llego a una habitación, una vez dentro unas antorchas se encendieron, tan sorpresivo fue que Link aferro su espada con fuerza a la espera de cualquier ataque, pero para su sorpresa no había ninguna criatura hostil, en su lugar había una jovencita de cabello azul claro, sentada en sus propias rodillas atada con gruesas cadenas. Link estaba sorprendido no obstante no se dejó convencer por su condición de prisionera, se acercó con cautela hasta quedar frente a ella. Los ojos de la joven estaban cerrados,  parecía dormir, sin embargo su rostro expresaba mucho dolor y sufrimiento, ¿qué hacia esta hermosa joven, en un lugar tan aislado? ¿Habrá cometido alguna afrenta?  y si es así ¿ tan grave habrá sido para merecer semejante castigo? Entonces la compasión se apodero del joven y aunque había dicho que no quería  dejarse convencer, decidió arriesgar, a si que saco su espada y golpeo con toda su fuerza el grillete, pero una extraña fuerza rechazo la hoja de la espada haciéndolo retroceder.
- Ninguna arma o herramienta común podrá liberarme de estas cadenas.- Dijo la joven.
- Entonces dime ¿Qué debería hacer para ayudarte?
- Hay una forma pero es complicado.
Pronto Link se vio envuelto en un conflicto interno, si ayudarla o  seguir su camino en busca de la persona que le ayudaría a revertir la maldición, pero al ver las marcas en su muñeca a causa de las cadenas sintió que sería muy cruel de su parte abandonarla, así que  ofreció ayudarle, la chica sonrió y dijo.
- Tal como se nos dijo eres de buen corazón, por tal razón hare un trato contigo, libérame y a cambio, te daré respuestas del mal que sufres.
- ¿Cómo sabes...?
- Aquel que tiene la capacidad de hablar con los animales encontró a tu compañera y le pregunto el motivo de su angustia, ella respondió "mi amo está en peligro", así que con la poca potestad que aún tenemos pudimos enviar a alguien.
No cabía duda, la persona que tenía en frente era la que el había estado buscando.
- Debes ir a Forsaken.- Dijo la joven.- Y traer mi libro de hechizos y la llave de Zakrom, toma la joya azul de mi cabello, cuando estés cerca de los objetos esta brillara, así sabrás que son de mi propiedad, te lo pido por favor.
Link palideció ante tal petición, la isla de Forsaken no solo estaba muy lejos si no que era un poderoso fuerte militar, ni siquiera el ladrón más experimentado se atrevería a robar ni una sola rupia, sin embargo Link estaba dispuesto a correr el riesgo ya que por primera vez, sabía que estaba en el camino correcto para librarse de esa terrible maldición.
- Acepto, pero debo saber ¿quién es el que me pide tal favor?.- Pregunto Link.
- Mi nombre es Lana, La hechicera blanca.
Entonces Link asintió, tomo la joya azul, y a toda prisa, salió del templo. Cuando el joven se había retirado, la prisionera escucho.
- Si yo pudiera te liberaría sin dudarlo, le pides demasiado.
- Te agradezco tus buenas intenciones.- Respondió la joven con un sonrisa.- Pero ambos sabemos que ya no está en tus capacidades, además debemos estar seguro de que sea el en realidad.
La era del caos
Ok...

Atrevimiento 2: Aqui hay un nombre que algunos talvez conoscan, la verdad escogí ese nombre porque es un personaje importante de uno de mis libros favoritos, de todos modos el autor ya falleció y no hay peligro de derechos de autor xD

Atrevimiento 3: Algunos personajes cambiaran de rol y habra mesclas de algunos lugares por cuestiones de adaptacion.

Prologo
Capitulo 1

Oscuridad
Loading...

Capitulo 1: Vagabundo.



He aquí que la noche se cierne de prisa, ¡oh pobre alma! que padeces un mal tan espantoso. Tu cuerpo poco a poco anuncia que la metamorfosis esta cerca, esa que tanto temes y odias.

Una pradera desolada era el escenario de una intensa persecución, seis bravos jinetes iban tras un joven enmascarado.
- ¡Detente ladrón!.- Grito uno de los jinetes.
El joven apenas volteo su mirada y apresuro la marcha de su corcel; la cólera y la desesperación nublaban su mente poco a poco, ya que era evidente que no iba a perder a sus perseguidores. La noche estaba casi completa y los jinetes estaban seguros que la persecución iba para largo; hasta que sucedió algo inesperado. El joven repentinamente perdió el control de su corcel, el animal relincho y se sacudió violentamente, hasta que logro arrojar a su amo a unos metros; acto seguido el caballo salio a todo correr.

Los jinetes quedaron atónitos por unos minutos, para después pasar a las burlas; según ellos todo se debió a la inexperiencia del enmascarado con los caballos, así que confiados de que finalmente tenían al chico en su poder, sacaron sus espadas y bajaron de sus caballos. Debido al calor de la persecución los hombres no había reparado que la hierba estaba tan alta que les llegaba a la cintura, sin embargo esto no supuso ningún disgusto, al contrario coincidieron en que seria divertido cazar a su objetivo. Luego un fuerte grito seguido de un aterrador gruñido, paralizo la marcha de los cazadores.
- Vamos.- Dijo uno de ellos entre risas.- Seguramente quiere asustarnos.
Sus compañeros se convencieron de ello y continuaron avanzando, incautos que los papeles se habían invertido ahora ellos había pasado de ser cazadores a ser presas. Con la idea de evitar que utilizara la densidad de la hierba para escapar, los hombres estrategicamente se separaron para rodear la zona, uno de ellos llego al lugar exacto donde lo habían visto caer, pero el no se encontraba allí.
- Fue una caída muy fuerte no debió ir lejos.- Pensó para si.
Lo que el no sabia es que alguien lo observaba, poco a poco el depredador se acercaba a su objetivo, hasta que finalmente encontró la posición adecuada para abalanzarse sobre su victima, lo ultimo que vio el pobre sujeto fueron unos ojos brillante y unos filosos colmillos. Los demás al escuchar los gritos de su compañero corrieron en su auxilio, pero ya nada podía hacerse, sin mencionar que se encontraban demasiado aislados entre si; una situación bastante favorable para un cazador. Y así fue como Uno por uno fueron cayendo, hasta que quedo uno solamente aferrando su espada con fuerza, dispuesto a luchar por su vida, por desgracia su destino estaba sellado y al igual que sus compañeros tuvo una muerte horrible.
Un prolongado aullido dio punto final a la persecución, siendo la luna llena la única testigo de este suceso tan terrible.

Varios días después, un joven montado en un caballo color café se detuvieron a observar a lo lejos un pequeño pueblo, el chico acaricio a su caballo y dijo.
- Descansaremos un poco, antes de empezar a buscar nuestro objetivo.
El caballo relincho vigorosamente dando a entender que estaba de acuerdo con la idea.
- ¡Oh! mi querida y fiel Epona, debes estar harta de huir todas las noches y regresar a buscarme a la mañana siguiente, te prometo que algún día podrás vivir plenamente.
El caballo volvió a relinchar y el joven le abrazo con cariño, acto seguido ambos siguieron su marcha, hasta llegar al pueblo. Link se paseo despreocupadamente por las calles, hasta que vio lo que parecía un bar, se bajo de su caballo e iba a entrar, hasta que vio dos señores que miraban atentamente un cartel pegado en la pared del bar, el cartel tenia dibujado un rostro enmascarado.
- Se busca vivo o muerto, recompensa 5,000 rupias.- Leyó uno de los señores.
- ¿Es en serio?.- Contesto el otro.- ¿Buscando un bandido sin rostro? tal vez deberían contratar a un Sheikah para capturarlo.
- ¡Por los dioses! ¡NO! a duras penas pude escapar de uno.- Pensó Link para sus adentros.
- No digas esas cosas.- Dijo su compañero.- Espero que no lo capturen, he escuchado que ayuda a la gente.
- Tienes razón, hace falta gente valiente en estos tiempos tan oscuros.
Link se limito a sonreír y entro, busco una mesa, se sentó y espero a que lo atendieran. A los pocos minutos llego un joven mesero a tomar la orden.
- ¿Que le sirvo?.- Pregunto amablemente.
- Solo algo de beber cualquier cosa que no tenga alcohol.- Respondió Link.
Antes de que el hombre se retirara Link le pregunto.
- Disculpe ¿hay algun lugar donde pueda hospedarme?.
- ¡Oh si! ¿ve el señor que esta allá?.- Dijo señalando a un hombre mayor limpiando unos vasos.- El es dueño de uno, le diré que hable con usted.
- Muchas gracias.
El mesero se retiro y a los pocos minutos trajo lo que Link lo que había pedido; todo transcurría con normalidad hasta que la puerta se abrió violentamente, dejando pasar a tres sujetos; por la expresion de sus caras y la manera en que vestían daba la impresión que eran forajidos, teoría que confirmo Link rápidamente al observar el comportamiento sumiso de la gente que se limitaban a bajar sus miradas y apartarse de su camino; Link los miro de reojo con desagrado, odiaba ese tipo de personas. El mas grande de los sujetos azoto su puño contra la mesa, poniendo nerviosos a los presentes, el mesero a regañadientes llego a atenderles.
- Lo de siempre.- Dijo uno de ellos antes que el chico pronunciara alguna palabra.  
El asustadizo muchacho se retiro para regresar a los pocos minutos con una enorme jarra del mejor vino de la casa, y sin demora les sirvió a cada uno, por desgracia sus nervios lo traicionaron y el vaso se le deslizo de las manos, derramandolo en la ropa de uno de los bandidos. El sujeto enfurecido se levanto y le planto un fuerte puñetazo en la cara, el pobre chico fue a caer a unos cuantos centímetros. Los presentes estaban indignados, pero ninguno se atrevió a decir algo al respecto; Link no deseaba meterse en ningún lió, mas bien no le era conveniente, pero la escena era demasiado desagradable e injusta ante sus ojos. El bandido orgulloso de lo que había hecho, miro alrededor suyo y noto que Link lo miraba fijamente, entonces se dirigió a donde el se encontraba y le pregunto.
- ¿Porque nos ves de esa manera? ¿tienes algún problema amigo?
Link lejos de responderle, se levanto para pagar la cuenta.
- ¡Oye mírame cuando te hablo!.- Le dijo al mismo tiempo que le puso pesadamente la mano en el hombro. Link volvió a guardar silencio, le miro directo a los ojos y le aparto la mano, provocando la ira del sujeto que le dejo ir un puñetazo que Link pudo esquivar.
- Te arrepentirás de esto amigo.- Dijo el sujeto.
Fue así como la pelea dio inicio, el bandido era rápido con los puños, pero no lo suficiente para Link que leía sus ataques con facilidad, hasta que encontró la oportunidad perfecta para contraatacar, dos puñetazos bastaron para tumbar al forajido. El atreviendo de Link despertó la colera de sus compañeros, tomaron un sorbo de vino, se levantaron a darle una paliza.
La gente se mostraba atemorizada, pero curiosa, nadie en el pueblo habia tenido el valor de hacer frente al trio. Sin mediar palabra los sujetos pasaron a los puños, Link era rapido y al igual que como lo hizo con el bandido anterior, estudiaba sus ataques para encontrar huecos en las defensas de sus agresores. 15 largos minutos duro la pelea, entre vasos y sillas voladoras Link logro vencer a sus oponentes, los bandidos se retiraron, golpeados, con las narices sangrantes y totalmente humillados.
Pasado el escandalo, hubo mucha calma, solamente se escuchaba el respirar agitado del vencedor, hasta que finalmente, el mesero se atrevio aplaudir, tal accion se volvio tan viral que los demas presentes no solamente aplaudieron si no que entre silvidos y ovaciones agradecieron al valiente joven; pero Link parecia no escuchar, su mirada se volvio a sus puños y penso para si.
- No solo tengo que lidiar con esta maldicion tan terrible, si no tambien con el hecho de que tengo una "habilidad" para meterme en lios, pero no puedo evitarlo, mi corazon es intolerante a las injusticias.
Luego se dirigio a la barra donde se encontraba el dueño del lugar, saco una pequeña bolsa llena de dinero y dijo.
- Tenga, espero que con esto pueda reparar los daños.
El hombre las rechazo amablemente y dijo.
- No puedo aceptarlo, ya era hora que alguien echara a esos tipos de aqui, soy yo quien deberia pagarle, si necesita algo no dude en pedirmelo.
Link no era de esos que se aprovechaban de la buena voluntad de la gente, sin embargo tampoco iba a desaprovecharla, despues de todo no habia llegado a ese pueblo y a esa region porque si.
- Buen señor si hay algo en lo que puede ayudarme.
- Dimelo con toda confianza.
- Vera.- Dijo Link con firmeza.- Es imperioso que encuentre un lugar al que llaman el bosque Kokiri, he escuchado que esta por esta zona, ¿podria decirme que camino debo seguir?
El hombre fruncio el seño ligeramente, cruzo los brazos y respondio.
- Se que tus motivos no me atañen, pero he de advertirte que si puedes encontrar en otro lugar lo que sea que estes buscando, vallas a otro lugar.
Link no esperaba tal respuesta, asi que de intento convencerlo que le diera la ubicación.
- Te lo digo por tu bien.
- Pense que los habitantes de Kokiri eran amistosos.
- La verdad es que ya no estamos tan seguros de esos.- Dijo suspirando.- Hace un buen tiempo empezaron a suceder cosas extrañas en ese bosque, cosas oscuras incluso peligrosas.
Las cosas se ponían difíciles de nuevo para Link, pero no ya no podía hechar marcha atrás, si allí encontraba al lobo dorado o alguna cura para su mal, debía asumir el riesgo.
Entonces el dueño se convenció que era inutil tratar de convencerlo, asi que cogió un papel, un tintero, una pluma e hizo un mapa (mal dibujado) pero con indicaciones muy claras para llegar al bosque en cuestion.
Entonces Link le agradecio y como ultimo favor le pidio que le alquilara una habitación para descanzar, con la estricta instrucción que nadie llegase a molestarlo por la noche bajo ninguna circunstancia, asi lo hizo el dueño y llevo a Link a la posada donde descanso tres días.
Al cuarto dia Link se disponía a partir hacia el bosque, con la esperanza puesta en alto; el dueño insistió en acompañarlo a la salida y regalarle un par de provisiones, Link agradeció su amabilidad y se despidió. Cuando el joven y su fiel caballo se encontraban en la distancia el bondadoso señor dijo para si.
- Que los dioses te protegían, ¡oh valiente joven! que vagas buscando incesantemente la paz y un lugar al cual pertenecer.
La era del caos
Bueno gentes entremos en materia...  para los nuevos sepan que siempre tengo la tendencia a darle vuelta a las cosas y hoy por hoy les expongo el primer de muchos atrevimientos que me tomare a lo largo de esta historia.

Atrevimiento 1

Casi siempre nos han vendido la idea que Link es un buen chico, que tiene orígenes humildes y todo eso, y los escritores no nos apartamos mucho de eso,  he visto muchos fics que empiezan así , es mas tengo un amigo que tiene un gusto por iniciar sus historias diciendo que Link es un herrero.  Sin embargo en este capitulo cambio esa noción haciéndola ver un poco... oscura,  hasta pesada para algunos, cosas que son muy frecuentes en mis historias y este fic no sera la excepción se darán cuenta de ello a medida que vallamos avanzando. 
Aun asi espero la disfruten.

Prologo

Capitulo 2
Oscuridad
Loading...
Bueno gentes gentesitas queridas queriditas xD despues de la llorazon de la otra cara de la leyenda (espero que les haya pasado). No en serio para mi fue un poco dificil terminar esa historia la quize mucho pero no hablare mas de eso en el capitulo final están los comentarios respectivos. EN FIN!!! la función tiene que continuar asi que damos inicio a la era del caos, como ya lo habia dicho el mas probable que iba a venir era uno de Zelda y asi lo hice xD. Ok. comentarios generales de la era del caos, con solo leer titulo y el contenido del primer capitulo que es muy corto se daran una idea de que cronologia me agarre, no obstante quiero comentarle que me voy agarrar de varios elementos de otras entregas que iran viendo en el transcurso de la historia en otras palabras vamos hacer un revoltijo xD, aun asi espero la disfruten y sea de su agrado.
Bueno gentes gentesitas queridas queriditas xD despues de la llorazon de la otra cara de la leyenda (espero que les haya pasado). No en serio para mi fue un poco dificil terminar esa historia la quize mucho pero no hablare mas de eso en el capitulo final están los comentarios respectivos. EN FIN!!! la función tiene que continuar asi que damos inicio a la era del caos, como ya lo habia dicho el mas probable que iba a venir era uno de Zelda y asi lo hice xD. Ok. comentarios generales de la era del caos, con solo leer titulo y el contenido del primer capitulo que es muy corto se daran una idea de que cronologia me agarre, no obstante quiero comentarle que me voy agarrar de varios elementos de otras entregas que iran viendo en el transcurso de la historia en otras palabras vamos hacer un revoltijo xD, aun asi espero la disfruten y sea de su agrado.

deviantID

kellyHyuga's Profile Picture
kellyHyuga
kelly
Favourite style of art: traditional
Favourite cartoon character: Inuyasha ahome, naruto, hinata
Interests

AdCast - Ads from the Community

Comments


Add a Comment:
 
:iconwhoknows4682:
Whoknows4682 Featured By Owner Mar 4, 2015
Thanks for the watch, buddy!
Reply
:iconkellyhyuga:
kellyHyuga Featured By Owner Mar 5, 2015
Oh.... no problem buddy you history is so good
Reply
:iconbizzarroynospito:
BizzarroYnospito Featured By Owner Oct 26, 2014
Gracias
Reply
:iconfrxplanner:
FrxPlanner Featured By Owner Sep 9, 2014
Hola tanto tiempo ¿Qué ha sido de ti?
Reply
:iconbizzarroynospito:
BizzarroYnospito Featured By Owner Jun 3, 2014
Gracias por le watch de verdad y pues me toca ami tambien agregarte a i deviantwatchamigos hahaha
Reply
:iconlittledreamer96:
LittleDreamer96 Featured By Owner May 22, 2014  Student General Artist
Gracias por el fav :)
Reply
:iconthepenvsthesword:
ThePenVsTheSword Featured By Owner May 9, 2014  Student Writer
Gracias por el fave!
Reply
:iconbizzarroynospito:
BizzarroYnospito Featured By Owner Apr 28, 2014
Bueno apenas somos conocidos y tu cumpleaņos ya paso pero de todas maneras Feliz ya cumpleaņos XD
Reply
:iconkellyhyuga:
kellyHyuga Featured By Owner Apr 29, 2014
Hey gracias compaņero en verdad lo aprecio
Reply
:iconthepenvsthesword:
ThePenVsTheSword Featured By Owner Apr 22, 2014  Student Writer
Feliz cumpleaņos!
Reply
Add a Comment: